BATIDOS DE PROTEÍNAS, ¿BUENOS O MALOS?

Para mi primer post he elegido un tema un tanto polémico, los batidos de proteínas. Los batidos de proteínas están a la orden del día, hay mucha gente que consume estos tipos de batidos para mejorar su rendimiento deportivo, para aumentar la masa muscular o incluso para perder peso. Hay muchas opiniones acerca de este, tanto a favor como en contra. En esta entrada vamos a informar sobre este producto, y vamos a ver como no es tan malo como algunos pintan, ni tampoco hace milagros como algunos quieren hacer creer.

proteina-suero-beneficios-inconvenientes-300x214

En primer lugar vamos a empezar explicando lo que es un batido de proteínas, este producto es un suplemento alimenticio, se presenta en polvos y tiene un alto porcentaje de proteínas, bajo o nulo porcentaje de grasas y la cantidad de hidratos de carbono va a depender del objetivo que persiga el consumidor.

Las proteínas se pueden obtener de distintas fuentes, la más habitual es del suero de la leche, pero también se pueden obtener del huevo o de la soja. Todas ellas, se tratan de proteínas de alto valor biológico, que son aquellas que tienen todos los  aminoácidos esenciales en las cantidades necesarias y por lo tanto la cantidad de proteínas utilizadas por el organismo es mayor que aquellas proteínas de bajo valor biológico.

Para dar una opinión con fundamento sobre este tema, he buscado algunos artículos científicos,  donde se concluye que es cierto que estos productos son efectivos. Aquí se muestran algunos de ellos:

1. Effect of whey and soy protein supplementation combined with resistance training in young adults. Publicado en la revista Int J Sport Nutr Exerc Metab.

En este artículo se llega a la conclusión de que los adultos jóvenes que se complementan con la proteína durante un entrenamiento de resistencia estructurada experimentan efectos beneficiosos tanto en aumento de la masa muscular como un aumento de fuerza.

2.  Whey protein supplementation during resistance training augments lean body mass. Publicado en la revista J Am Coll Nutr.

En este artículo se llega a la conclusión de que la proteína del suero de la leche es más efectiva que la proteína de soja a la hora de la ganancia de masa muscular.

 3. Effects of Whey Protein Alone or as Part of a Multi-ingredient Formulation on Strength, Fat-Free Mass, or Lean Body Mass in Resistance-Trained Individuals: A Meta-analysis. Publicado en la revista Sports Med.

En este meta-análisis (recopilación de diversos artículos científicos) se muestra como en estos suplementos proteicos la proteína del suero de la leche es más efectiva si forma parte de una mezcla de ingredientes donde se incluye la creatina.

Pero también hay que mencionar que su efectividad va relacionada con el consumo adecuado de ellos, estos batidos no están recomendados para cualquier persona, como ya hemos dicho, se trata de un suplemento alimenticio, por lo que solo está recomendado para aquellas personas que necesitan una mayor cantidad de proteínas de la normal. ¿Cuál es el consumo necesario de proteínas?, según la OMS el consumo necesario de proteínas en personas normales es de 1,1-1,2 g de proteína/kg de peso corporal.día. Es decir, una persona de 75 kg no necesita más de 90 gramos de proteína al día. Esta cantidad se obtiene fácilmente con una dieta normal, por lo que una suplementación proteica de este tipo provoca un exceso de proteínas, y en este caso, no ocurre como las grasas que se acumulan en el organismo, sino que este exceso de proteínas es eliminado provocando una cantidad elevada de urea. El órgano encargado de eliminar este exceso de urea es el riñón, este trabajo excesivo del riñón puede provocar problemas a largo plazo, pudiendo dar lugar a insuficiencia renal.

esquema hiperproteicas

Por lo tanto, como conclusión final, podemos afirmar con fundamento que estos suplementos alimenticios son efectivos, pero también hay que tener en cuenta, que no van destinados para todas las personas, sino para aquellas que realmente lo necesitan, ya que de no ser así, si que pueden causar consecuencias negativas a largo plazo.